San Cayetano


 

sancayetano-web

San Cayetano – Foto P. San Millán San Cayetano

Biografía

Nació, según se cree, en el mes de octubre del año 1480, de la noble familia Thiene.

Consiguió la licenciatura en ambos Derechos, en la ciudad de Padua en 1504 y poco después recibía la tonsura y desempeñó el cargo de Protonotario Apostólico en la Curia Romana en tiempos del Papa Julio II.

Asociado a la Compañía del Amor Divino, se consagró a la oración, a la lectura de la Sagrada Escritura y al servicio de los enfermos incurables. Proponiéndole reformar la disciplina del clero, intentó renovar, en su tiempo, la forma de vida de los apóstoles. Por lo que, emitida la profesión solemne, el 14 de septiembre de 1524, fundó la Orden de los Clérigos Regulares (vulgarmente llamados Teatinos), junto a Juan Pedro Carafa, obispo de Chieti. Organizó el primer Hospital de Enfermedades Infecciosas. Cuando se quedaron sin poder pagar el sueldo de los médicos y sin dinero para alimentar a los enfermos, vendió el último bien que le quedaba: su biblioteca.

Dotado de una gran amabilidad e inocencia de costumbres, promovió el esplendor del culto divino y la frecuencia de los sacramentos; celebró los piadosos misterios de la natividad y de la pasión de Cristo y profesó especial devoción a la Virgen María. Confiando sólo en la providencia de Dios empleó sus bienes y sus fuerzas en la ayuda a los pobres y miserables. A sus 67 años, un 7 de agosto del año 1547, muere en Nápoles. Fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X. Desde aquel entonces, la Iglesia Católica lo reconoce como San Cayetano, el santo de la Providencia, Patrono del pan y del trabajo.

 

Su primer milagro

Cuenta que mientras visitaba un hospital de Venecia, llegó a la cama de una mujer a la que estaban por amputarle una pierna debido a una gangrena. Cayetano le dio un beso en la pierna y le hizo la señal de la cruz. Al poco tiempo después la chica comenzó a mejorar y evitó la amputación.

 

¿Por qué se le pide pan y trabajo?

A fines del 1800, un campesino le pidió por la falta de agua y a modo de agradecimiento, le dejó una espiga de trigo a los pies de su imagen (el trigo es la materia prima con la cual se elabora el pan). A los pocos días, llovió de tal manera, que la ciudad se inundó.

Razón por la cual, las estampitas del santo están acompañadas de una espiga de trigo, la cual simboliza el pan y el trabajo.

 

¿Por qué se le representa con un niño en brazos?

A San Cayetano se lo representa con un niño en brazos porque, en una visión en un momento de oración, La Virgen le entregó al Niño Dios recién nacido para que lo sostuviera en brazos.

En la Navidad del año 1517, cuando Cayetano rezaba frente a una reliquia del pesebre que se venera en la Baslílica de Santa María Mayor, en Roma, La Virgen María se le apareció con el Niño Jesús recién nacido, y le pidió que cuidara un momento del Niño Dios, entregándoselo: así el Santo sostuvo al bebé Jesús en sus brazos.

En una carta a Sor Mignani, San Cayetano relata este hecho el 28 de enero de 1528. La aparición de la Virgen y el Niño Dios se repitió dos veces más.  Click aquí para leer las cartas de San Cayetano.


7 de agosto – Festividad de San Cayetano

imagen-procesional-san-cayetano

 Imagen Procesional San Cyetano – Foto P. San Millán San Cayetano

Precisamente el día de su muerte -7 de agosto-, para los cristianos el día de su nacimiento a la vida verdadera, se celebra su fiesta y sale en procesión por las calles que bordean El Rastro, acompañado en su procesionar por miles de devotos.

Junto con San Lorenzo y la Paloma, la de San Cayetano es la primera de las partes del trío devocional que se festeja durante el caluroso mes de agosto madrileño en la zona más auténticamente madrileña, El Rastro, Cascorro y Embajadores.

Por ser San Cayetano patrono del trabajo, existe una tradición popular centenaria según la cual a quien le reza el día de su fiesta, coge una flor de su carroza y le acompaña en la procesión, el santo oye su petición. Por ello, en el día de su fiesta hay una gran demanda de flores, lo que ha hecho que se encarguen más de 1.500 para la procesión. Al finalizar la misma, una vez llegado el santo a la Parroquia, las personas mayores se pondrán en fila para recibir una flor y pasar a venerar al Santo. También es habitual que cada día, durante todo el año, se acerque por la parroquia algún fiel para dar gracias al Santo por las gracias recibidas.


Capilla de San Cayetano

capilla-de-san-cayetano

 Capilla de San Cayetano – Foto P. San Millán San Cayetano

Se encuentra justo al lado de la capilla del Santísimo.

La capilla tiene una escalera doble de granito por la que los devotos se acercan al santo. En ella está la imagen que representa al auténtico San Cayetano que trajeron los Teatinos al construirse este templo en el año 1670, y se veneró en él hasta su destrucción en el año 1936.

La imagen que se hizo después de la guerra se guarda en la parroquia para la procesión, es obra de los talleres Granda.

Uniendo así, en nuestra devoción y afecto, ambas imágenes.


Observación: Bibliografía en la página “El Templo” del portal.